Ai-Us Achu-Ebo / El Tigre y El Ñeque

-A A +A
Ver en PDFVer en PDF

(En Lengua del Pueblo Kuna)

Ibagwengine Ai-Achu binnasur gordido, sogdido: Ani an bur dule dummadye, ani an bur dule baiganba Dutusurye.  Gege dule anyardakye, gege dule angi obinye.

Ai-us ega soggu:

Aiye, an mammi aminadapye.

Ai-Achu soggu, an namogoye.  Mammi an gunnamogoye.  Ai-Achu yar mosgu Ai-Us dakdapdo.  Mammi gunsii.

Achu Usga soggu, ibu be imaksiiye.

Us ega soggu, an mammi gunsiiye, ar ade Bab Dummad we sapidurba anmarga nasiksateye.

Ai-Us Achuga sogdo: We mammi be guchale, yeer gulle be itogoye, an-sanba bur yeer gulleye.

Ai-Achu soggu, nabirye, an itomogoye.  Be an-yardaksale, be anse gullegoye.

Ai Us mammi bipigwad gorogwad ega uksado.  Geb a sorbali mammi-dummad-durud amisdo.  Ai-Achu soggu, napi an gunbiye.  Ai-Us soggu, be gaya maa be imakye, ar ade mammi bela-bela diiregwateye.  Ai-Achu gaya maa imaksagu binnasur egi bikkin imaksado.  Mammi e gayayaba dachak sigd-dapsoggu achu geg bunnogedba negoedsundo.  Deyob achu yardaklesdo. Be itogua.

 

El Tigre y El Ñeque

Un día, hablaba el tigre (Achu Migur) en voz alta y decía:

- "Yo soy el más grande y el más fuerte de todos los habitantes del pueblo; nadie podrá ganarme, ni burlarse de mí, ni engañarme".

El ñeque (usu) lo escuchó y pensó engañarlo.  el ñeque se dirigió hacia un cerro, al verlo, el tigre, le preguntó:

"¿A dónde vas?"

el ñeque le respondió:

"Voy a buscar mamey (mammy)"

El tigre pensó:

"Yo también iré, pensó: ¿Por qué solo él puede comer de esa fruta?

Cuando el tigre llegó al cerro lo encontró saboreando la fruta.

El tigre al verlo le dijo:

"Qué haces aquí?"

El ñeque le respondió

"Estoy comiendo mamey, Dios lo hizo para que todos comamos esa fruta".

El ñeque continuó conversando con el tigre y le dijo:

"Si pruebas esta furta te gustará más que mi carne, pues es muy sabrosa.

Entonces, el tigre, le respondió:

"Está bien, la probaré, pero como me engañes te comeré".

El ñeque buscó un mamey pequeño y se lo dio al tigre; mientras éste saboreaba la fruta, el ñeque busco otra más grande. 

El tigre al terminar de comer le pidió más, porque le había gustado el sabor.

"Ahora es el momento de engañarlo", pensó y cuando el tigre abrió la boca, le tiró la fruta con tanta fuerza a la boca que se desmayó, y como la fruta era tan grande, no pudo cerrarla.

De esta manera el ñeque engañó al tigre.

X
7 + 2 =